info@globalmarketingyasociados.com (+34) 955 692 213

¿Fueron pequeñas las grandes empresas?

Todas las grandes compañías que hoy conocemos, todas esas grandes marcas que admiramos, seguimos y ponemos en muchos casos de ejemplos en escuelas, libros y conferencias, ¿nacieron así? ¿o algún día fueron pequeñas e insignificantes empresas desconocidas? Creo que prácticamente todas, por no decir todas, así fue. Y si nos preguntáramos cuál es la diferencia entre aquellos que, en más o menos años se convierten en referentes mundiales de su sector, yo no tengo ninguna duda: el Marketing es la diferencia. 

images
Durante muchos años en el mundo del marketing, tanto los gurús como las agencias, centraban todos sus esfuerzos en hacer crecer y consolidar la grandes firmas, olvidándose que el 98% de las empresas que existen en el mundo son PYMES, y que de éstas son las que saldrán los próximos”Apple”. Seguro que en muchas partes del mundo hay un Steven Jobs creando los productos que revolucionarán las próximas décadas o algún Bill Gate dejando la Universidad para emprender sus sueños. Seguro que hoy miles de pequeños emprendedores perdieron todos sus recursos, dinero y empresas, pero no perdieron las ganas y la ilusión de crear su propia empresa, y lo que hoy es oscuro, mañana lo contarán en grandes foros empresariales como fruto del éxito que años después alcanzaron.

Hoy, más que nunca, las pequeñas empresas tienen que enfocar sus negocios, independientemente del tamaño que estos tengan, hacia el Marketing. Hoy, más que nunca, las agencias de marketing, como Global Marketing & Asociados, enfocadas en buscar las mejores soluciones de mercadotecnia para PYMES, son necesarias e imprescindibles.

Si estudiamos aquellas empresas/marcas que hace veinte o treinta años no eran nada, encontraremos dos denominadores comunes muy interesantes; uno, el carácter y liderazgo del emprended@r o emprendedores, y otro, que desde el principio tenían claro el valor que les generaría en el futuro, ser reconocidos como MARCA, ya sea personal, de producto o servicio. Y hablo de los valores intangibles de la marca y no de los valores visibles, el logotipo etc., que en algunos casos no es más que una manzana de colores imposibles, con un mordisco.

¿El valor de la marca es el poder más diferenciador de una pequeña empresas? Tajantemente SÍ. ¿O quizás usted me diría el precio, el surtido, la capacidad de comunicación, el presupuesto publicitario, la posibilidad de contratación de talentos…?
No. Es evidente que la variable MARCA es lo que, sin lugar a dudas, conformará el éxito o el fracaso de una empresa del siglo XXI.

Ahora, si ustedes me preguntan si las empresas entienden y aplican este concepto, directamente y con la misma contundencia, les diría que NO. Siguen pensando en solucionar problemas de una nueva etapa socio-económica con las mismas herramientas y conocimientos con los que fueron creadas.

Dos son para mí los pilares de una pequeña empresa: uno, la marca; y el otro, nacer desde la demanda. Ya no sirven todos los métodos antiguos de marketing, las 4 p,s , la política de distribución, los estudios de mercado, sus variables obsoletas y un largo etc. Hoy la empresa tiene que nacer desde la demanda, su forma es adaptable al mercado, crece desde el usuario, el cliente o el consumidor. No genera demanda, no busca demanda, “es la demanda”. Todos ya hemos leído “el consumidor cada día es más inteligente” y los emprendedores ¿lo son? Antiguamente, en el siglo pasado, las grandes compañías con sus campañas publicitarias eran capaces de generar modas y tendencias. Hoy las modas y lastendencias se generan del conocimiento y la velocidad de la comunicación.

Un emprendedor nace de la demanda, al igual que el agua que corre por el cauce de un río y quese adapta al ancho, velocidad, temperatura, color, olor y todas las variables que se encontrará antes de llegar a fundirse con el gran océano. En contraposición, el tronco, rígido, férreo, cuya forma no se adapta, más posibilidades tiene de terminar encallado en el primer obstáculo…

Recuerde cuatro aspectos que cambiarán sus resultados en estos tiempos:

  • No utilice los mismos modelos que generaron los problemas que hoy tiene, “si haces siempre lo mismo, de tontos es esperar resultados diferentes”.
  • Para ser grande hay que ser primero pequeño.
  • Su marca personal o de empresa será el valor que le permita perdurar en el tiempo.
  • Nazca todos los días desde la demanda, adaptando su forma todas las veces que sean necesarias, sin miedo. No se convierta en un tronco varado y putrefacto.


Miguel Alemany
CEO Global Marketing & Asociados.

 
Acerca del Autor

Deja un comentario

*

captcha *